Las Guerras de Religión en Francia (1562-1598)

Para poder tratar este tema, es importante ver los precedentes y origines que desembocaron en este largo conflicto.

Desde 1559 Francia está sumida en una crisis financiera, motivada por la larga lucha contra los Habsburgos, que había llevado a un incremento de la carga fiscal y a un fuerte endeudamiento del estado. Enrique II se ve obligado a convocar los Estados Generales, en donde varias facciones aristocráticas (Guisa y Borbones, principalmente) intentaron incrementar su poder frente al monarca.

Junto a estos problemas políticos, surge un problema religioso, pues habían comenzado a establecerse muchas iglesias protestantes, de tipo calvinistas, en el sur y oeste de Francia. Estos grupos religioso fueron llamados hugonotes, y adquirieron un protagonismo tras la conversión de varios principales nobles, como los de la familia Borbón (Luis de Borbón -Príncipe de Condé-, Antonio de Borbón)  y Montmorency-Chatillon (Gaspar II de Coligny). Estas iglesias que contaban ya con una multitud de fieles, convocaron un sínodo nacional en París en 1559.

La respuesta del estado fue la represión, incrementada desde que el gobierno lo contralora la familia Guisa, en la figura de Francisco, duque de Guisa, fervientes católicos y tío del joven monarca Francisco II.

Reacción a  esto fue el intento de golpe de Estado, llevado a cabo por algunos grupos de hugonotes, para deponer a los Guisa del gobierno, pero el golpe fracasó y Luis de Borbón es encarcelado y Antonio de Borbón se aleja de la causa protestante.

Catalina de Médicis

Catalina de Médicis

Durante la regencia de Catalina de Médicis, madre del nuevo monarca Carlos IX, se producen un intento de solución pacífica del conflicto, ayudada por el partido de los “políticos”. Este cambio fue motivado por la idea de anteponer la estabilidad e intereses de la Corte sobre cualquier discusión religiosa. En el mismo sentido refuerza la autoridad de la monarquía sobre la nobleza, alejando del poder a los Guisa. En el plano religioso convoco una reunión en Poissy (1561) para acercar posturas entre católicos y protestantes, pero acabo en fracaso. Posteriormente concedería la libertad de culto a los hugonotes por medio del edicto de tolerancia de Saint-Germain (Enero 1562). La reacción del bando católico no se hizo esperar y en marzo de ese mismo año, el duque de Guisa realiza una matanza de hugonotes, que desemboca en una movilización calvinista, y al nombramiento del Príncipe de Condé como protector de la Corona. Por su parte los Guisa reclamaron la anulación del edicto de tolerancia.

A partir de 1562 podemos hablar del inicio de las Guerras de Religión, que pasaremos a describir cronológicamente, divididas en varios periodos.

Primeras Guerras (1562-1584)

De 1562-1572: Catalina de Médicis continúa su política de fortalecimiento del poder real y sus intentos de reconciliación y tolerancia, cosa que será imposible de alcanzar por el fanatismo de las facciones y por negarse ambos al desarme. Catalina realiza varios cambios de partido, pues su principal objetivo no es religioso sino político. Se producen varios enfrentamientos y treguas entre las facciones: enfrentamientos en París, Paz de Longjumeu (1568), eliminación del Príncipe de Condé, nuevo edicto de tolerancia por la Paz de Saint-Germain (1570); lo que permite a Catalina, junto al monarca Carlo IX, replantarse la situación y aprovecha la presencia de los jefes protestantes en una boda en París, para intentar aplastar al partido de un solo golpe, propiciando que el pueblo de París ejecute la matanza de hugonotes de San Bartolomé (24 de agosto de 1572), acto visto con muy buenos ojos por el papado y Felipe II de España.

Matanza de San Bartolomé.

Matanza de San Bartolomé.

De 1572 -1584: La matanza de hugonotes, que se extendió por varias ciudades y fue contada por miles, en un claro hecho de que la operación ideada desde la monarquía se escapó totalmente de su control. El bando protestante hubo de reorganizarse, y se refuerza la figura de los partidos “políticos”, católicos moderados que deseaban una solución pactada al conflicto, que pasaba por alejar definitivamente a los Guisa del poder. El nuevo rey, Enrique III opta por el bando católico y se producen varios enfrentamientos infructuosos, que llevan al rey a firmar el edicto de Beaulieu, para conservar el trono, edicto favorable a los intereses protestantes. Semejante humillación hace reaccionar al bando católico, que forma la Liga Católica, que es apoyada por el rey, dando comienzos a nuevos conflictos y paces sucesivas: Sexta Guerra (1576-77), Paz de Bergerac y edicto de Poitiers, favorable a los católicos (1577), Séptima Guerra (1579–1580) y Paz de Fleix (1580) más propicia a los protestantes.

En este punto se llega a un equilibrio de fuerzas y territorios, pero la situación se precipita ante la opción de llegar al trono de Francia un heredero protestante, Enrique de Navarra, tras la muerte del Duque de Anjou, heredero de Enrique III. Ante esta opción los Guisa firman el tratado de Joinville con Felipe II, con la que se formaría la Liga Santa, para luchar contra los herejes de Francia y Países Bajos.

Guerra civil generalizada (1584 – 1594)

De 1584-1589: El rey acepta las pretensiones de la Liga Santa, firmando el tratado de Nemours en 1585, y retoma las persecuciones de herejes. El poder de Enrique III está seriamente amenazado, tras varias revueltas, por lo que termina por nombrar a Guisa lugarteniente y al cardenal de Lorena como heredero, convocando los Estados Generales, en los que el monarca intentará reafirmar su autoridad sin éxito. Ante tal disyuntiva da un golpe de mando, mandando asesinar a Guisa y al cardenal de Lorena, encarcelando a los jefes de la Liga, provocando la disidencia de las zonas controladas por la Liga y un acercamiento entre los monarcas de Francia y de Navarra. Tras el asesinato del Rey de Francia en 1589, Enrique de Navarra, el hereje,  será reconocido Rey de Francia, tras el compromiso de respetar a la religión católica, pasando a llamarse Enrique IV.

Enrique IV

Enrique IV

De 1589-1594. El nuevo rey comienza una reconquista del territorio, tano por las armas como por medio de pactos y concesiones, pero París sigue en manos de la Liga Católica, y es en torno a ella en donde se producen los mayores enfrentamientos. La Liga se debate entre aceptar un príncipe extranjero o buscar un nuevo monarca francés y católico. Felipe II de España intentó intervenir proponiendo a su hija Isabel Clara Eugenia, nieta de Enrique II de Francia. Ante la imposibilidad de tomar París por la fuerza, Enrique IV realiza un acto de abjuración en Saint-Denis en julio de 1593, convirtiéndose al catolicismo, y logrando acceder al fin a París y tomar posesión del trono Francés en 1594.

Finalización de la guerra (1594- 1598)

Una vez afianzado en el trono, Enrique IV termina de deshacer los restos de la Liga Católica, teniendo que negociar uno a uno con sus caudillos, cosa que el rey acepto, pues en ese momento sus necesidades de unidad interior eran imprescindibles para poder hacer frente a amenazas externas, como la amenaza española, con quien firmó el tratado de Vervins en 1598.

Un paso fundamental para conseguir esta paz interior fue el tratado de Nantes del 13 de abril de 1598, con el cual se restituyen los tratados de tolerancia anteriores, se restituye el culto católico en todo el reino, se otorga libertad de conciencia a los protestantes, y se regula la libertad de culto. Este edicto fue aceptado por ambas partes con reticencias, pero se acabó por consolidad por resignación y tolerancia, dando fin a las Guerras de Religión de Francia.

Categorías: Historia | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Talayot de Son Fred y Santuario de Son Oms Vell

Dejo una fotos de estas estructuras de época talayótica, a caballo entre la prehistoria y la protohistoria de la isla de Mallorca.

Talayot de Son Fred (Sencelles)

Localización:

Santuario de Son Oms Vell (Palma)

Categorías: Historia | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

La leyenda de Sargón

Sargón, el soberano potente, rey de Agadé, soy yo. Mi madre fue una variable (?), a mi padre no conocí. Los hermanos de mi padre amaron las colinas. Mi ciudad es Azupiranu, situada en las orillas del Éufrates. Mi variable madre me concibió, en secreto me dio a luz. Me puso en una cesta de juncos, con pez selló mi tapadera. Me lanzó al río, que no se levantó sobre mí. El río me transportó y me llevó a Akki, el aguador. Akki, el aguador, me sacó cuando hundía su pozal. Akki, el aguador, me aceptó por hijo suyo y me crió. Akki, el aguador, me nombró su jardinero. Mientras era jardinero, Istar me otorgó su amor, y durante cuatro y . . . años ejercí la realeza. El pueblo de los cabezas negras regí, goberné; poderosos montes con azuelas de bronce conquisté, las sierras superiores escalé, las sierras inferiores atravesé, las tierras del mar tres veces recorrí. Dilmun mi mano capturó…

Conocemos la leyenda de Sargón a través de cuatro diferentes tabletas. Cada tableta es fragmentaria, proviniendo tres de ellas (las copias A, B y D) de la biblioteca de Assurbanipal, en Nínive; la copia C fue encontrada en la antigua Dilbat, ubicada unos 30 km. al sur de la antigua Babilonia.

Las primeras copias están escritas en neo-asirio, mientras que la copia C lo es en neo-babilonio. La biblioteca de Assurbanipal está fechada en torno al año 650 a.C. Fue la biblioteca más completa de su tiempo en todo el Próximo Oriente, encontrándose en ella una gran colección de textos. Muchos de sus textos son copias nuevas de textos probablemente mucho más antiguos. La leyenda fue compuesta en algún momento entre el tiempo de Sargón I, durante el período babilónico antiguo (aprox. 2300-2100 a.C.) y el tiempo de Assurbanipal en el período neo-asirio (aprox. 911 hasta 650 a.C.), pero podemos datarlo entorno a los siglos XIX-XVIII a. C.

Podemos considerarlo como un texto del género “pseudo-biografía” dentro de las narraciones épicas acadias

El texto nos describe de forma autobiográfica, el nacimiento y la ascensión de Sargón de Accad a la realeza. La autobiografía de Sargón comenzando con la afirmación de que él ya es un rey poderoso de Agadé (la misma ciudad de Accad). Luego se presenta a sus padres. La madre de oficio impreciso (sacerdotisa?) y el padre es un desconocido. De sus otros familiares mencionados (tíos) al describirlos como “amantes de las colinas”, podemos suponerle una ascendencia extranjera.

La localización de Azupiranu no es conocida. Después se desarrollan su nacimiento y adopción, como la madre lo concibe en secreto y lo coloca en una canasta en el río, sin dar ninguna explicación sobre el porqué de estas acciones. Es rescatado del río por Akki, su padre adoptivo, aguador, que le enseña el oficio de jardinero. Los títulos de jardinero o aguador, puede hacer referencia a un puesto de cercanía con el rey, en concreto Ur-Zababa, de la IV Dinastía de Kish.

Es como jardinero cuando la diosa Ishtar se enamora de él y consigue acceder al trono. En todo el texto podemos ver la progresión de Sargon, desde extranjero hasta rey. Una vez como rey describe sus conquistas y las proezas realizadas bajo su imperio:

  • Conquista de “los cabezas negras”: algún pueblo negro no identificado.
  • Conquista de los “poderosos montes con azuelas de bronce”: Las montañas.
  • Escaló “las sierras superiores” y “las sierras inferiores”: los extremos del mundo conocido.
  • Recorrió “las tierras del mar tres veces”.
  • Conquista de Dilmun : ubicada en el Golfo Pérsico, probablemente la isla de Barhein.

El momento histórico al que este texto hace referencia es la formación de imperio acadio, el primer imperio mesopotámico (2324 – 2154 a. C.). Tras el efímero intento unificador de Lugalzagesi, que llegó a gobernar toda la Baja Mesopotamia, aparece la figura de Sargón, que formará un imperio gobernado desde la ciudad de Agadé o Akkad.

Mapa Imperio Sargón I

Mapa Imperio Sargón I

Una vez hecho rey en Kish, Sargón vence a Lugalzagesi, rey de Umma, y conquista Uruk, derribando sus murallas, como símbolo de autoridad. Luego extendió sus conquistas al norte, en ciudades como Mari y Ebla, llegando hasta el mediterráneo. Con Sargón se pasa de la independencia política de las ciudades a la unidad política de un estado territorial.

En torno a su figura se crearon muchas tradiciones y hechos memorables que destacaban a Sargón como un buen conquistador, y un modelo para todos los que en un futuro quisieran ser reconocidos como grandes reyes.

La leyenda tuvo la intención de explicar y dar una base sólida a una nueva dinastía. Para esto buscó presentar la aprobación del mundo de lo divino, representado por Ishtar y del mundo de lo militar, expresado en la capacidad para la guerra y la conquista. Se pretende presentar la grandeza o el poder del héroe en cuestión, aún magnificándolos para resaltar su derecho a ocupar el título que ejerce.

Bibliografía útil

  • PERÉZ LAGARCHA, Antonio, Historia antigua de Egipto y del Próximo Oriente. Madrid, 2006.
  • ASCALONE, Enrico, Mesopotamia, Barcelona, 2005.
  • ANDIÑACH, Pablo, La leyenda acádica de Sargón, Revista Bíblica nº 50, 1993.
  • ELIADE, Mircea, Historia de las creencias y las ideas religiosas, Barcelona, 1999.
Categorías: Historia | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Dos obras de H. G. Wells

Título: La guerra de los mundos
Título original: The war of the worlds
Autor: Herbert George Wells
Año publicación: 1898

Sin duda Wells fue uno de los precursores de la novela de ciencia-ficción, y este relato es un buen ejemplo de ello. Vemos una invasión marciana en toda regla, pero los extraterrestres no son pequeños y viscosos, todo lo contrario, vienen en grandes aparatos metálicos y usan un arma muy poderosa: el Rayo Ardiente.

Esta novela de iniciación al género, esta escrita en un estilo periodístico puro, donde el autor narra en primera persona todo los acontecimientos que transcurren desde la llegada de los cilindros.

Aun tratándose de relato fantástico, la narración está marcada por bastante realismo, y dan hasta escalofríos la lectura de algunos pasajes, donde los humanos aparecen totalmente indefensos ante la amenaza exterior. No revelaremos el final, pero si podemos aportar que es muy natural.

 

Título: El Hombre Invisible
Título original: The Invisible Man
Autor: Herbert George Wells
Año publicación: 1897

Invisible Man

Invisible Man

Esta es una historia de como el excesivo poder puede desencadenar consecuencias desastrosas si no se sabe controlar. Griffin, el joven científico que descubre la formula de la invisibilidad, poco a poco irá encontrando problemas a la realización de su objetivo científico e irá trasgrediendo tanto las leyes, como las normas morales más inherentes de la humanidad.

Como otras tantas obras de Wells, esta es una crítica a la sociedad de su época, donde vemos la alegoría de un ser que llega a separarse de la humanidad, creerse superior a ella, gracias a sus logros científicos, pero que finalmente, sucumbe ante la sociedad.

Categorías: Libros | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Crucero Mediterráneo 2008 – Túnez

El crucero atraca en el puerto de La Goulette, una zona industrial de Túnez. Como habíamos contratado las excursiones a bordo, salimos en un autocar a las ruinas deCartago. Se podían conseguir taxis a la bajada del barco, pero preferimos “no arriesgar”.

Carthage

Carthage

La primera parada fue en los puertos militares púnicos de Cartago, desde donde se puede ver la catedral de San Luis, en la localización mítica de la fundación de Cartago. Esta visita es realizada mirando la situación de los puertos desde detrás de una valla, sin poder acceder al recinto, pues solo se puede dar una vista panorámica a la zona.
Después nos dirigimos a las ruinas de las termas de época romana, situada junto al palacio presidencial actual, cosa que ya se encargo de advertirnos nuestro guía local, ya que no es conveniente tomar fotos hacia la dirección del palacio; la verdad es que nos podían haber advertido antes de hacernos pagar 1€ en la entrada en concepto “impuesto fotográfico”… cosas que te pueden pasar en este tipo de países. En esta visita vimos los restos romanos de las termas de Antonino y algunos otros restos púnicos más antiguos.

A continuación subimos hasta la colina donde esta situada la catedral de Cartago, llamada de San Luis, y la verdad es que sorprenda bastante un monumento así en un país árabe. Junto a ella se muestran otras ruinas y el museo arqueológico, que contenía algunas piezas y mosaicos interesantes.

Acabadas las visitas culturales, fuimos a recorrer las calles de la población de Sidi Bou Said. Ciertamente es una experiencia digna de ver, si se pasa por Túnez. Sus edificios blancos con puestas y ventanas azules le dan un toque característico y único, quizás solo igualable a las callejuelas de las antiguas medinas andalucíes. Aquí puede comprar los obsequios de rigor, y disfrutar del bullicio de un típico zoco.

Categorías: Viajes | Etiquetas: , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: